La importancia de la recuperación al parto

Pilates Navalcarnero

¿Por qué es importante tener un buen posparto?

Cuando el bebé nace es fácil olvidarse de una misma. Durante el embarazo hemos cuidado todas las parcelas de nuestra salud y la de nuestro bebé pero entre la lactancia, el cansancio de las primeras semanas, las noches en vela… ¿cómo sacar tiempo para cuidarnos en este momento tan importante? En este post te contamos la importancia de cuidarse justo ahora para tener una recuperación óptima y evitar problemas en el futuro. Fisioterapia Moredia, clínica de fisioterapia en Navalcarnero, su personal está especializado en el método pilates y el posparto.

¿Qué es la recuperación postparto?

Cuando hablamos de recuperación postparto, nos referimos a la reeducación y acondicionamiento de las partes del cuerpo que más han sufrido durante el embarazo y el parto. El suelo pélvico, las vísceras pélvicas y el abdomen han modificado sus características en el periodo de gestación y ahora es momento que esas estructuras vuelvan a la normalidad. Las tres están íntimamente ligadas entre sí, de forma que si una falla, acabaría afectando a las otras. Un buen control y funcionamiento de estas estructuras nos permitirá realizar, más adelante, cualquier tipo de ejercicio y movimiento de forma correcta y segura.

posparto Navalcarnero

Lo primero que debemos hacer es una valoración del estado general de la mujer, una vez pasada la cuarentena. Debemos observar especialmente la musculatura de la faja abdominal y del suelo pélvico, ya que son las partes más vulnerables y más afectadas debido a todo el proceso. Se debe, por tanto, hacer una valoración específica del suelo pélvico para valorar los distintos tejidos y, de esta forma, poder determinar el tratamiento más adecuado para la paciente y el proceso de vuelta a la actividad física. La valoración del suelo pélvico es una de las herramientas básicas para garantizar una vida saludable de la madre en el futuro.

La importancia de cuidarnos durante este periodo no va sólo encaminada a mejorar el estado de nuestro suelo pélvico, sino a recuperarnos de un cambio gigantesco que se ha producido en nuestro cuerpo durante nueve meses y que ha culminado con el parto. Estos cambios han provocado variaciones en músculos y huesos, y es importante trabajar a nivel muscular en el estado general de la mujer, fortaleciendo pelvis, caderas, columna, para evitar lesiones futuras. Es importante la realización de actividades, porque una mala recuperación tras el embarazo, podría acarrear dolencias a largo plazo.

Además, si el parto ha sido mediante cesárea, deberemos tratar la cicatriz y sus posibles adherencias de la mano de un fisioterapeuta.

¿Debemos hacer siempre una recuperación postparto?

Después de un parto el cuerpo tiene un proceso de autorreparación que se produce de forma natural. El impacto de este proceso automático dependerá de factores como el tipo de parto, nuestra edad o la calidad de nuestros tejidos (de ahí la importancia de hacer ejercicios durante el embarazo). En muchas ocasiones, la autorreparación fisiológica no es completa y se necesitará un plus de trabajo para ayudar. El principal propósito es conseguir una recuperación funcional completa. No debemos limitar nuestra recuperación por el simple hecho de la maternidad. No es normal que después de tener un bebé tengas escapes de orina (unas gotas también cuentan), o gases. Tampoco nos debemos resignar con la sensación de pesadez en el bajo vientre o dolor o la falta de sensación en las relaciones sexuales. Esto, debemos trabajarlo y lograr eliminarlo por completo. Cuanto antes empieces con tu recuperación, antes y mejor se logrará el objetivo establecido.

¿Qué podemos hacer para ayudar a la recuperación posparto?

Comienza a practicar ejercicio físico tan pronto como puedas. El deporte no sólo nos ayudará a mantener el cuerpo activo, recuperar nuestro peso y sentirnos mejor físicamente, sino también a oxigenar la mente y a relajarnos. Pero es imprescindible hacerlo de manera correcta y progresiva. Siempre con el consentimiento de nuestro médico, en función del tipo de parto que hayamos tenido y de cómo esté siendo nuestra recuperación. Es necesario guiarte de la mano de un fisioterapeuta que, tras una valoración previa, haya establecido el tipo de trabajo adecuado para tu caso.

Igualmente, hay que tener en cuenta que no todos los ejercicios son adecuados. Las actividades de alto impacto pueden dañar nuestro suelo pélvico, que ya de por sí se encuentra debilitado tras el embarazo y el parto. Correr, sentadillas, ejercicios con carga…son muchos las actividades a evitar durante este proceso. Es conveniente ser precavidos con el tipo de actividad física hasta que nuestras estructuras más sacrificadas se hayan recuperado y podamos volver a su realización sin dañar nuestro cuerpo. Los ejercicios de suelo pélvico, los hipopresivos, el yoga o el pilates dirigido (te explicamos esta técnica en nuestro post “Conociendo el método pilates”), son de las mejores actividades para ir recuperando la normalidad muscular tras el parto.

Pilates Navalcarnero

Centro de referencia de pilates en Navalcarnero

En Fisioterapia Moredia, centro de pilates y posparto en Navalcarnero, ayudamos a la mamá a restablecer todos los sistemas alterados de su cuerpo tras el embarazo y el parto. No debemos tener prisa, durante 40 semanas ha cambiado nuestra estructura interna y externa, y ahora necesitaremos también un tiempo para que todo vuelva a la normalidad. Trabajamos con unos objetivos individualizados, mayoritariamente enfocados a tonificar los músculos de la faja abdominal, del suelo pélvico y la estabilidad pélvica-lumbar. Lo hacemos de forma específica con el suelo pélvico; previniendo el descenso de la vejiga y matriz, normalizando la elasticidad y sensibilidad de las cicatrices (episiotomías, cesáreas) y enseñando como realizar los esfuerzos del día a día de forma no lesiva. Comienza a cuidarte con nosotros y anímate a comenzar tu recuperación de la mano de nuestros fisioterapeutas especializados.