¿Qué es la punción seca?

Conociendo la punción seca

En el campo de la fisioterapia, existen multitud de técnicas de tratamiento que a lo largo de la historia se han establecido, evolucionado y desarrollado con éxito para acoplarse a las necesidades particulares de cada paciente. En los últimos años, la investigación ha sido clave para el asentamiento de novedosas técnicas por su aplicación y elevado porcentaje de éxito, implementándose en las clínicas nuevos procesos de tratamiento. Creemos que los pacientes y usuarios deben estar informados y hoy queremos que conozcáis más a fondo este tipo de técnicas. En éste post te explicaremos todo sobre la punción seca.

La punción seca como estudio científico

La punción seca es una técnica utilizada en fisioterapia y que emplea agujas de acupuntura de distintos tamaños, dependiendo del punto a tratar. Esta técnica se utiliza actualmente con frecuencia debido a su gran utilidad para el tratamiento de diversas dolencias. A pesar de que tiene mucha relación con la acupuntura, coincidiendo incluso en puntos de tratamiento en ambas técnicas, no debemos pensar que es lo mismo. Los objetivos y la filosofía detrás de la utilización de cada técnica son distintos. La punción seca no se basa en las teorías o principios de la medicina tradicional china, se basa en la neuroanatomía y el estudio científico de los sistemas musculo esquelético y nervioso.​ La investigación apoya la punción como método de tratamiento para la mejora del control del dolor, así como la reducción de la tensión muscular. Su utilización está pensada para normalizar la disfunción bioquímica y eléctrica de las placas motoras y facilitar la rehabilitación activa.​

Se define como una técnica semi-invasiva, porque las agujas penetran  en la piel en busca del punto gatillo causante del dolor. La localización del mismo la logramos con la estimulación, comprensión o contracción del tejido lesionado. La aguja se consideraría una extensión de los dedos del fisioterapeuta, ya que ésta, permite apreciar los cambios en la densidad y firmeza de los tejidos que vamos atravesando.

El punto gatillo miofascial

Son zonas hiperirritables localizadas en un conjunto de fibras dentro del músculo. Tienen mayor tensión que el resto y generan dolor con la compresión, distensión, sobrecarga o contracción del tejido, que generalmente responde con un dolor referido. Es decir, cuando se presiona, el dolor se distribuye por una zona más alejada del punto estimulado. Los puntos gatillo son muy dolorosos, sobre todo cuando se tratan, ya que suelen presentar hipersensibilidad y disfunción motora.

Estos puntos gatillo aparecen cuando las sarcómeras (zonas de las fibras musculares dónde se contrae el músculo) quedan permanentemente en contracción. Esto impide la relajación de las fibras y disminuye el flujo de sangre sobre dicho tejido.

Los puntos gatillo pueden producirse por diversas causas, movimientos repetitivos, debilidad del tejido, mantener el músculo en posición acortada durante bastante tiempo, golpes, etc. El objetivo de la punción seca es “desactivar” estos puntos, logrando así que los síntomas que el punto gatillo está generando a ese nivel o a distancia, desaparezcan y se resuelvan. Al realizar la técnica, el músculo se regenera de forma más rápida y se alivia el dolor de forma inmediata (entre un 20-25%). Es una técnica corta y levemente dolorosa en el momento de la ejecución y puede dejar un dolor post-punción que cómo máximo tendrá una duración aproximada de 48 horas.

La técnica se puede realizar de dos formas:

  • Punción superficial: únicamente se introduce la aguja a una profundidad máxima de 1 cm, sin llegar a penetrar en el músculo.
  • Punción profunda: las agujas se introducen hasta alcanzar el punto doloroso y posteriormente se estimula moviendo la aguja, introduciendo y sacándola o haciendo rotaciones sobre el eje de la punción.

Después de realizar la técnica siempre hay que acompañar con otras técnicas o tratamientos. Algunos ejemplos son la aplicación de sprays de frío y estiramientos, movilizaciones pasivas, ejercicio ligero o tratamiento manual suave sobre el músculo tratado en toda su longitud.

Patologías y miedo para la aplicación de la punción

Las aplicaciones de esta técnica alcanzan multitud de patologías tales cómo:

  • Cualquier dolor muscular tanto localizado como irradiado.
  • Tendinopatías.
  • Lesiones deportivas musculares.
  • Patologías en miembros.
  • Cefaleas tensionales.
  • Dolor orofacial.
  • Fascitis plantar.

La investigación apoya que la punción seca mejora el control del dolor. Además reduce la tensión muscular, normaliza la disfunción bioquímica y eléctrica de las placas motoras, y facilita la rehabilitación activa.​ Sin embargo, diversos factores impiden la aplicación de la técnica y deben ser comunicados al fisioterapeuta.

  • Miedo a las agujas.
  • Niños o personas de edad muy avanzada.
  • Problemas de la coagulación o pacientes con medicación para la coagulación.
  • Zonas con heridas o lesiones cutáneas como quemaduras.
  • Alergia a los metales.
  • Mujeres embarazadas en zonas próximas a las regiones pélvica y abdominal.
  • Problemas de inmunidad.

Con todo lo visto en este artículo podemos hacernos una idea de la gran utilidad de esta novedosa técnica. En Fisioterapia Moredia apostamos por traer la evidencia más actual y técnicas que hagan que nuestros pacientes obtengan el mayor beneficio en sus tratamientos. La punción seca ha venido para quedarse y estaremos encantados de acercarte a las técnicas más actuales en Navalcarnero. ¿Vienes a probar la punción seca con nosotros? Te esperamos.